martes, 1 de agosto de 2017

En recuerdo de Francisco Retamero Rodríguez (PSOE y UGT).


En recuerdo del primer fusilado de la Guerra Civil. La hija del concejal Francisco Retamero habla del fusilamiento de su padre .

Los descendientes de Francisco Retamero en la calle que le han dedicado en la urbanización La Marquesa al concejal socialista fusilado en 1936-


PILAR NIETO (Diario de Jerez, 15/05/2005)

Francisco Retamero Rodríguez, funcionario de los juzgados de Jerez, afiliado al PSOE y a la UGT y concejal en el último Ayuntamiento de la República que tuvo esta ciudad fue la primera persona a la que fusilaron aquí, en el Pozo de la Víbora, junto a Francisco Guerra Tenorio, que tenía un periódico llamado 'Ráfaga', y a 'Torongonguito, conocido cabecilla anarquista de La Barca. 

Los hechos ocurrieron el 10 de agosto de 1936, pero los recuerdos lógicamente continúan vivos en sus familiares. Pero no sólo los recuerdos. María Retamero Fernández, la segunda de los seis hijos de este concejal conserva todavía la cartera que le devolvieron a la viuda tras el fusilamiento con las fotos de sus hijos y toda su documentación, una cartera en la que también guarda las fotografías que tenía allí su padre y documentos como la cédula personal de Diputación. 

Todo esto le sirve como hilo argumental para comenzar la narración de la tragedia que vivió cuando era una niña de trece años. Ahora está a punto de cumplir los 82. 

También conserva la sentencia de un juicio celebrado en la Audiencia Territorial de Sevilla con el que se le quería dar 'legitimidad' a este fusilamiento pero que lo culpaba únicamente de "delito de responsabilidad política menos grave" por el que le ponían una multa de cien pesetas. Demasiado tarde. 

Francisco Retamero Rodríguez era responsable en el Ayuntamiento de la delegación de higiene y se ocupaba, entre otros asuntos, de exigir unas condiciones más dignas en aquellas casas de vecinos de la época, motivo por el que, según su hija, "se ganó la antipatía de muchos de los propietarios de esas casas". También cuenta que "rechazaba cualquier tipo de propina o regalo, y mi madre decía: este hombre, con el talento que tiene y todo el dinero que podría ganar". 
c/ Francisco Retamero

En una época en la que los niños trataban a sus padres de usted, los hijos de Francisco Retamero lo tuteaban, "y tampoco nos pegó nunca -dice su hija-. Tan sólo con una mirada nos lo decía todo". 

Este funcionario vivía con su familia en la calle Ídolos número 20, pero en 1933 se trasladaron a una casa-escuela de la calle del Sol, ya que una hermana de Retamero era maestra y se la habían adjudicado, así que se fueron con ella y las dos abuelas. 

Del 18 de julio del 36 explica que "primero entraron unos jóvenes falangistas en el Ayuntamiento pero los pudieron echar. Se quedó el alcalde, Antonio Oliver, con dos o tres tenientes de alcalde, y mi padre se fue para ocuparse de las cosas del sindicato, pero la movilización era imposible, porque no había armas ni nada". 

Viendo el mal cariz que tomaba todo, Francisco Retamero se refugió entre sus antiguos vecinos de la calle Ídolos "esperando la revolución", pero según su hija María, "una vecina del entorno lo vio, y como su hijo estaba implicado en la quema de iglesias, delató a mi padre y otros dos más del barrio para salvarlo". 

No sabe exactamente el día que lo prendieron, pero sí que "lo llevaron a la sede de Falange que estaba en la calle Consistorio, y el día antes de su fusilamiento ya le dijeron que lo iban a matar. Mi madre iba a verlo todos los días, y claro, lo notaba cada vez más nervioso. Le quitaron la ropa que llevaba y le pusieron un mono con unas alpargatas. El día de su muerte mi madre fue a verlo y todos los falangistas salieron a verla por curiosidad, porque ya lo habían fusilado, pero sólo le dijeron que lo habían trasladado y le dieron la cartera y la ropa interior. De la que él llevaba puesta nunca más se supo, ni de una estilográfica de oro grabada con su nombre". 

Josefa Fernández Soto, la viuda, se marcha para su casa sin saber nada, "pero una señora de la calle San Dionisio -explica María Retamero- se entera del fusilamiento porque era querida de un señorito y le dice a mi tía: Rosita, vete a casa que yo te diré donde lo han llevado, sin decirle que ya lo habían fusilado, pero al rato fue a casa y ya lo contó". 

María Retamero recuerda perfectamente ese momento porque ya tenía trece años. "Yo estaba arriba -cuenta- y mi hermano Luis me cogió de la mano y me dijo: Han matado a papá, han matado a papá. Yo veía a mi madre y a mi tía desesperadas, y mi abuela, que oyó desde arriba los gritos, bajó dando culazos diciendo: Qué le han hecho a mi hijo, qué le han hecho a mi hijo. Eso no se olvida en la vida". 

El 90% de la Corporación municipal, que presidía Antonio Oliver fue fusilada, pero este concejal fue el primero. Al alcalde lo mataron el 24 de agosto. 

A partir de ese momento, María Retamero asegura que "todos nos dieron la espalda porque había terror, y ayudarnos era significarse". Aún así, dice que no guarda rencor ni por aquellas personas y ni siquiera por los asesinos, "porque ya no tiene sentido después de tantos años". 

Recuerda detalles como "mi madre lavando la ropa que le habían devuelto de mi padre pero oliéndola antes y llorando, sin querer meterla en el agua porque le daba pena". 


Fco. Retamero: el segundo de la fila de arriba a la izquierda 


Lógicamente, la situación económica fue a partir de ese momento muy precaria, "porque con el sueldo de profesora de mi tía Rosa teníamos que comer diez personas: Los seis hermanos, mi madre, las dos abuelas y ella. Entonces mi madre decidió trabajar y encontró un empleo en González Byass, lavando botellas en un descampado con un techo. Como consecuencia de estas condiciones cogió una fibrosis pulmonar que padeció hasta que murió en 1970, con 75 años. Mi padre murió con 42". 

María Retamero continuó sus estudios en el instituto que había en la Alameda de Cristina hasta los 16 años en que tuvo que dejarlo para trabajar en la oficina de Rivelott, una fábrica de precintos situada en la calle Jardinillos". 

El cadáver de Francisco Retamero acabó en la fosa común del antiguo cementerio de Santo Domingo, y ahora que tanto se habla de memoria histórica y que se sacan a la luz los restos de los fusilados, María Retamero considera que "lo importante es que se sepa la verdad, no enterrar ni desenterrar, porque al fin y al cabo todos somos tierra, polvo. Lo importante es que no se ignore la Historia". 

Tampoco le da la menor importancia a las polémicas por la eliminación o no de monumentos o elementos relacionados con la dictadura. En el caso por ejemplo de las manifestaciones realizadas por determinados grupos que no quieren que se vuelva a colocar la estatua del general Miguel Primo de Rivera en la plaza del Arenal asegura sin tapujos que "yo no soy partidaria de que la quiten. Desde el año 70 hasta el 77 he vivido en Francia, un país donde puedes ver un monumento a Robespierre al lado de otro a Luis XIV. Allí hay un respeto tremendo a la historia. es un pueblo que conoce su historia. Políticamente el monumento no significa nada ni expresa nada. Lo importante es que el pueblo conozca la historia, la verdad". 

Francisco Retamero tiene ahora una calle con su nombre en la urbanización La Marquesa, aunque su familia se quedó sin la casa que estaba ya prácticamente finalizada en la barriada de España. Aún conservan los recibos de los pagos, puesto que Francisco Retamero era el socio número 2 de la cooperativa de UGT que promovió la barriada Pablo Iglesias. 

"Mi padre -cuenta María- le estuvo enseñando a su hijo mayor, Luis, la casa que iba a ser nuestra, pero luego vino la guerra, el Ayuntamiento se hizo cargo de las casas, se las dieron a quienes a ellos le parecieron y ya no se llamó barriada Pablo Iglesias, sino barriada España".

martes, 25 de julio de 2017

Justificando el régimen franquista desde el Diario de Jerez.

[Nota: en 27/07/2017 algunos memorialistas de Jerez han pedido formalmente al Ayuntamiento de Jerez, a través de la Oficina Mpal. de Memoria Democrática, que denuncie ante los tribunales el artículo que se cita]

=============================================

A ningún memorialista jerezano o jerezana le va a extrañar que en el Diario de Jerez, que ha dedicado ríos de tinta en defensa de José María Pemán, el cantor del régimen, publique entre sus páginas agresivas provocaciones contra la memoria histórica. Pero que nadie se extrañe de eso no significa que esa sarta de insultos a los que el Diario de Jerez da cobijo no sea grave o incluso comisión descarada de un delito contra la Ley 52/2007 de Memoria Histórica y contra la nueva Ley de la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.

Este artículo lleno de odio hacia la memoria histórica: http://www.diariodejerez.es/opinion/tribuna/Queipo-bien-patria-republica_0_1157284681.html contiene afirmaciones, como que Queipo de Llano es una de las raíces del actual sistema democrático, que no pueden ser pasadas por alto por la sociedad:

"Nunca me cayó bien Queipo, repito, pero me cae mucho peor esa cobarde y chillona harka que practica el "a moro muerto, gran lanzada", que no pisa la iglesia pero quiere sacar de la Macarena a alguien sin cuyo concurso es muy probable que muchas iglesias hubieran acabado chamuscadas, imágenes incluida, y que ahora, al socaire de no sé qué República, se enfrentan al indefenso fantasma de quien a su cruel manera no sólo supo defenderla frente a los desmanes frentepopulistas, sino que a la larga contribuyó al sistema político que hoy permite a esa panda de crueles progres inmunes dárselas de héroes frente a un cadáver".

Los insultos contra el movimiento memorialista y la defensa de Queipo de Llano no dejan lugar a dudas respecto a lo que el Diario de Jerez quiere defender. Pero la Ley debe aplicarse y este tipo de agresiones a la dignidad de las víctimas y de la democracia no pueden ser toleradas bajo ningún concepto.


jueves, 20 de julio de 2017

18 de julio 2017 en Jerez: memoria viva, memoria reivindicativa.


No solo es el recuerdo y el llorar a las víctimas, la mera memoria dolida de las decenas de miles de asesinatos que se derivaron del asalto golpista de Franco y los suyos, lo que el movimiento memorialista quiere activar. El movimiento memorialista de Jerez quiere promover otras reivindicaciones muy concretas, como las que se señalan claramente en los textos de más abajo, para que se haga justicia, para que se dignifiquen a las víctimas, para que se recuperen sus cuerpos, para que haya garantías de que lo que sucedió jamás vuelva a repetirse.

TEXTOS LEÍDOS EN EL ACTO DE 18 DE JULIO en el llamado Parque Scouts, donde se encontraba alguna de las fosas donde se estima que enterraron a las personas fusiladas tras el 18 de julio de 1936:

I.-

Nuestra Asociación nace de las jornadas de Memoria Histórica, en Febrero de este año en Jerez, donde decidimos organizarnos y luchar de forma colectiva contra la impunidad de los asesinatos de nuestros compañeros y familiares y la recuperación de la Memoria Histórica-

Agradecer a todos las organizaciones participantes en la Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez la organización de la Jornadas. 

Los 40 años de Dictadura más los 40 de Democracia son 80 años que han pesado sobre nosotros en muchos sentidos. En el miedo continuado de aquellos que sufrieron  directamente las consecuencias de la Guerra y la posguerra, y también en el olvido generado a través de la educación, de la sociedad y el silencio. El miedo que hace que  la gente no se atreva a hablar cuando llegas a un pueblo para preguntar dónde están las fosas y quiénes pueden estar en ellas. El miedo que se  encuentran en nosotros que no lo hemos  hecho durante años porque nos inculcaron el silencio  y el olvido.

Nuestros objetivos son claros:

- El primero, luchar por hacer que en España se cumplan los derechos humanos y la justicia internacional que amparaba y sigue amparando a las víctimas del franquismo.

- El segundo, basándonos en uno de los derechos humanos que no es otro que el derecho a saber, recuperar la memoria histórica de quienes lucharon, murieron y sufrieron todo tipo de vejaciones por defender el poder legalmente constituido la República, la libertad y sus ideales.

Nosotros los movimientos memorialistas, las víctimas y los familiares somos quienes decidimos quienes nos representan y no podemos ni debemos aceptar ningún tipo de imposición ni más leyes que no sean las que amparan a las víctimas del franquismo y sus derechos humanos.

Al Estado, por su parte le corresponde, y es un deber inexcusable de los poderes público,  recuperar lo que todos dimos a llamar “ Recuperación de la Memoria Histórica” y de aplicar la justicia internacional y los derechos humanos que amparan a las víctimas del franquismo.

Debemos de ser conscientes de que nuestra lucha después de tantos años es contra  el reloj biológico de familiares y supervivientes que se van sin haber tenido verdad justicia y reparación.

Que no venga nadie a decirnos como debemos hacerlo, sino a aprender y a ayudar como hacerlo, y a escuchar nuestras propuestas. Propuestas que solamente están basadas en el “Derecho a la verdad, a la justicia y a la reparación” y que además son innegociables. Que no venga nadie a querer seguir engañándonos durante más tiempo con leyes estériles y aberrantes que por no admitir no admiten ni enmiendas a la propia ley. Debemos de preguntarnos todos; ¿Para qué era necesaria una ley que no es capaz de dar respuesta presupuestaria a su prioridad más señaladas, “Las Fosas”?.

No queremos que se nos den más falsas esperanzas. No queremos más promesas incumplidas, cuando miles de compañeros y compañeras permanecen sepultados en campos y cunetas, cuando los jueces se inhiben, de responsabilidades, cuando la Audiencia Nacional y el Tribunal Supremo se declaran no competentes. No queremos que se nos siga diciendo que ilegitimar y ilegalizar es lo mismo que condenar.

Y También debemos de seguir preguntándonos; ¿Cuándo algún presidente de gobierno desde la transición ha condenado el régimen de Franco públicamente?. Una prueba más de que España es el único país europeo en que se ha dado la máxima impunidad al fascismo.

Aquí estamos 81 años después reivindicando su memoria, como familiares y como sujetos políticos que exigen una sociedad donde  se haga justicia ante el  genocidio y donde se explique el pasado de los vencidos para tener un futuro digno en nombre de los que dejaron sus vidas para las generaciones venideras.

Ellos portaban ideas, los otros armas. Por ellos, unidos todos en un solo objetivo seremos más fuertes. Por todos vuestros familiares y amigos que cayeron, en pro de la libertad y la justicia social, os llamamos a organizaros con nosotros.

Conocer  para avanzar. Una cuestión humana pero sobre todo, una cuestión política.

VERDAD JUSTICIA Y REPARACIÓN

Fdo.:

=========================================

II.-

PLATAFORMA POR LA MEMORIA DEMOCRÁTICA DE JEREZ (18 de julio de 2017):

Compañeros y amigos: convocado por nuestra Plataforma, hoy justo hace un año el Pueblo de Jerez se reunía para rendir tributo y homenaje a sus mayores asesinados y represaliados, que lo fueron a manos del fascismo sólo por su condición de leales a la Republica Española o por defender un modelo colectivo de producción.

En aquella ocasión, la Plataforma por la Memoria Democrática --en la que están integrados partidos políticos, sindicatos, colectivos ciudadanos, memorialistas y asociación de familiares de Jerez-- presentaba sus reivindicaciones básicas al Ayuntamiento de nuestra ciudad, entre ellas, la de que prestara su apoyo decidido para la celebración de unas Jornadas de Memoria donde se expusieran los estudios y medidas a este respecto en Jerez. Y así fue, pues nuestro Ayuntamiento colaboró entre enero y febrero de 2017 con la cesión de los Claustros y del personal municipal, que con entusiasmo participó en el evento.

(concejala de IU colocando un ramos de flores, con los colores de la II República, en el balcón del Ayto. de Jerez)

Pero 365 días después apenas hemos avanzado ni un milímetro más en nuestras reivindicaciones, ya que las exigencias que hacíamos hace un año siguen sin satisfacerse: eliminación de la vía pública de los símbolos franquistas que aún subsisten; revocación inmediata de las distinciones a personalidades del franquismo otorgadas entre los 40 al 70; adhesión formal del Ayuntamiento a la Querella Argentina; inscripción en el Registro Civil de la filiación de las personas asesinadas por los golpistas; seguimiento en la investigación de los bebés robados en Jerez; difusión de programas pedagógicos sobre Memoria Democrática en los centros educativos de nuestra ciudad; elaboración urgente de un censo de víctimas del franquismo en Jerez; y colocación de un monumento digno, visible y céntrico como homenaje a las víctimas del franquismo y a los valores democráticos.

Es cierto que --con un enorme retraso-- nuestro Ayuntamiento ha puesto nominalmente en marcha una Oficina de la Memoria Democrática y ha comenzado a dar los pasos para crear un Consejo Local Ciudadano que la asesore y fiscalice, pero entendemos que esta medida es insuficiente, pues su dotación material y personal es ínfima y al no estar recogida en la RPT municipal, nos tememos que la Oficina sea objeto de la depredación liquidadora de los enemigos de la Memoria Democrática, si es que algún día nuevamente alcanzaran responsabilidades de desgobierno en nuestra ciudad.

Pero no perdamos de vista el motivo de lo que aquí nos reúne. Hoy 18 de julio y en días y meses siguientes, cientos de Jerezanos fueron asesinados hace 81 años por creer en la Libertad y defender la Libre Expresión y los Derechos Humanos. Bajo nuestros pies o a escasos metros de aquí, en las inmediaciones de este Parque y contra las tapias de lo que eran entonces el Cementerio católico de Santo Domingo y la parcela del Cementerio Protestante, fueron asesinados cientos de leales a la Democracia. Aquí, y también junto a los muros de la Plaza de Toros, y en La Sauceda, y en El Marrufo, y apoyados contra las murallas del Alcázar, y en La Jarda, y en la Venta de Gáliz, y en la Casa de Postas de la carretera de Arcos...

A 600 mujeres y hombres jerezanos demócratas, repúblicanos y anarquistas leales a la Democracia se les dio vil muerte en estos lugares de exterminio a causa de sus ideas y sus cuerpos mancillados fueron enterrados en ignominiosas fosas cuya ubicación exacta aún debe ser buscada y señalizada con urgencia como Lugares de la Memoria de nuestra ciudad, como tristes escenarios del genocidio más infame que haya sufrido nunca nuestro Pueblo.

Por ello, hoy, y comprometidos nuevamente con la Verdad, con nuestra exigencia de Justicia y nuestra necesidad de Reparación,  volvemos a exigir al Ayuntamiento --y no está de más la reiteración-- que elimine los símbolos franquistas; revoque las distinciones; se adhiera a la Querella Argentina; inscriba en el Registro a los asesinados; investigue los bebés robados; ponga en marcha programas sobre Memoria en colegios e institutos; elabore el censo de víctimas antifranquistas; y erija un monumento céntrico a las víctimas del franquismo y a los valores democráticos. Y LO QUEREMOS YA.

Gracias.

=========================================

Ni un lugar de la memoria en Jerez...



Situación de las fosas en el cementerio antiguo de Jerez.

vista general del antiguo cementerio municipal de Santo Domingo y zona, marcada con círculo rojo, señalada por Juan Vila:





trazado de la c/ José Cádiz Salvatierra, atravesando el antiguo Cementerio de Santo Domingo


zona trasera del antiguo cementerio municipal señalada por Juan Vila:
otra vista:

un muro, junto a la plaza de toros y el cementerio municipal, donde posiblemente se practicaron los fusilamientos:



planos del antiguo cementerio municipal de Jerez:


fosas:



sábado, 15 de julio de 2017

La lápida del comandante Arizón en el cementerio municipal de Jerez es un insulto grave a la democracia.


Que esta lápida conmemorativa del militar golpista -bajo cuya autoridad fueron asesinadas se calcula que alrededor de 600 personas- permanezca intacta en el cementerio municipal de Jerez es un insulto muy grave a la democracia e incumple descaradamente la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía.

Esta lápida viene a tener la categoría de monumento de público reconocimiento a este frío militar golpista que, obviamente, no se merece esta distinción en una sociedad democrática. Esta lápida debería ser depositada en el Museo Arqueológico Municipal y cambiada por otra que no homenajee a este funesto personaje.

Es intolerable que este señor disfrute de esa lápida-homenaje y no se haya rescatado en Jerez, exceptuando la fosa del Marrufo, ninguno de los cuerpos de las víctimas de este militar.

Sobre el comandante golpista Salvador Arizón véase:


Artículo 32. Elementos contrarios a la Memoria Histórica y Democrática.

1. La exhibición pública de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones, como el callejero, inscripciones y otros elementos adosados a edificios públicos o situados en la vía pública, realizados en conmemoración, exaltación o enaltecimiento individual o colectivo del golpe militar de 1936 y del franquismo, de sus dirigentes o de las organizaciones que sustentaron al régimen dictatorial, se considera contraria a la Memoria Democrática de Andalucía y a la dignidad de las víctimas.

(http://www.juntadeandalucia.es/boja/2017/63/1)

Homenajes y distinciones al franquismo en Jerez, aún vigentes, que vulneran la Ley de Memoria Histórica de Andalucía.


El Ayuntamiento de Jerez, durante el franquismo, agasajó, honró, premió y ensalzó prácticamente a todos los militares, funcionarios, políticos, intelectuales, organizaciones, etc., que apoyaron el golpismo y el régimen antidemocrático del general Francisco Franco. 

Lo hizo con decidido tesón y firme constancia no solamente por motivos protocolarios, sino como medida amenazadora de público aleccionamiento, como recordatorio belicoso de la ideología triunfante, como fría advertencia de que la más mínima infidelidad o crítica al régimen por parte de quien fuera y en el momento que fuera serían tomadas en cuenta y castigadas:


Incumpliendo claramente con la nueva Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía, en Jerez muchos de estos honores y distinciones concedidos a los golpistas y sus secuaces quedan aún en pie. No han sido derogados. La Plataforma por la Memoria Democrática de Jerez ha exigido numerosas veces que se proceda inmediatamente a la formal derogación de estos muy indignos y vergonzantes honores y distinciones.

Recorte de ABC (21-01-1937) en parte superior izquierda:

Más información:

(ABC de Sevilla, 19 diciembre 1962)

En recuerdo de Francisco Retamero Rodríguez (PSOE y UGT).

En recuerdo del primer fusilado de la Guerra Civil. La hija del concejal Francisco Retamero habla del fusilamiento de su padre . Los ...